Y dices qee lo sientes...

martes, mayo 25

Dices que lo sientes. Te sale esa cara de ángel para cuando la necesitas...
Mientras yo iba y volvía todo este tiempo.Porque honestamente creia en ti.
Pasaron los días aguantando...Chica estupida Debí saberlo,debí saberlo...
No soy una princesa, esto no es un cuento de hadas.
No soy la unica que cargabas en tus brazos, ni la única a la que llevabas a lo alto de las escaleras...
Esto no es Hollywood, es una ciudad pequeña.
Yo era una soñadora antes de que te fueras y me abandonaras...
Ahora es muy tarde para que tú y tu caballo blanco regresen.
Quizas fui ingenua, me perdí en tus ojos y realmente nunca tuve la oportunidad.
Mi error fue que no sabía que estar enamorada significa
tener que luchar para conseguir la ventaja.
Tenía tantos sueños acerca de nosotros, con finales felices.
Y ahí estas arrodillado, rogando perdón, rogando por mí. Justo como siempre quise, pero lo siento mucho...
Porque no soy tu princesa, esto no es un cuento de hadas.
Algun día encontraré a alguien que me trate bien.
Esto es un gran mundo, esa era una pequeña ciudad,
que ahora esta desapareciendo en mi espejo retrovisor...
Ahora es muy tarde para que túy tu caballo blanco me atrapen.
Intenta atraparme ahora. Es demasiado tarde para que me atrapes...

3 comentarios:

LaEsenciA dijo...

Que triste, ¡pero que valiente!
En momentos así hay que tener las ideas muy claras y la mente muy fria.
Te puedo asegurar que las princesas si existen, y los cuentos de hadas también, solo tienes que encontrar al principe azul adecuado.

Encontré tu blog por casualidad,buscando imagenes y me encantó.Perdón por la intromisón...

He puesto tu link en mi blog, espero que no te importe.
Muchisimos besos y un placer leerte.

Toñi dijo...

Aqui tienes a alguien con quien siempre puedes contar, preciosa....

Ana dijo...

Muy bien!! se lo merece...
aunque duela es mejor dejarlo a tiempo porque si no merece la pena,cuanto más se tarde mas grande es el dolor y más dificil es olvidar.
Princesa? lo dudas? claro que existen tú eres la PRINCESA de este cuento de la vida en el que tú daras forma y en tu camino encontrarás a ese PRINCIPE y sabrás que es él cuando te haga sentir... su REYNA.
Besitos.